LA NOCHE AÚLLA

Por Angélica Morales*

Cuando la noche aúlla

yo escribo poemas sin piel

para las muchachas enamoradas.

La luna está engordando en su cintura más blanca

y hay países donde no importa nada, excepto dejarse morir.

Cuando la noche afila la guadaña de sus dientes

yo me pongo a pensar en los refrescos de amianto y miel

y en las mujeres negras

que se arrodilla y rezan.

Pienso en los hombres que abren la boca

y se reparten el mundo en un pedazo de pan que se ha puesto a temblar.

Cuando la noche aúlla

sangro por mis dos ojos de estatua lírica

y me pongo a esperar a mi amante junto a la ventana,

frente a una costa sin mar,

frente a una roca que es muro

o graffiti,

que es Dios

o cuchillo abarrotado de pesar,

muchos pájaros sin infancia

que se ponen a arder en las habitaciones de mi sangre.

__________

* Poeta y dramaturga española, miembro del equipo de loscronistas.org

https://angelicamorales.wordpress.com/