Por Viviana Garcés * Era un 14 de febrero y Adriana había preparado una cena romántica a su manera: pizza todavía en su…