Por TANIA QUEVEDO * Un día mi abuelo me habló de los amores bonitos… De esos amores verdaderos y fuertes que nadie puede…