Por Rommel Aquieta. Acuérdate que el tiempo es un ávido jugador que gana sin hacer trampas,  ¡en todo lance!, es la ley Baudelaire El…