Por Brenda Cueva*

Hoy

continúo con la idea

de cambiar mi rumbo.

No entiendo cómo

ese instante,

los sentimientos

se abrumaron

de tanto placer.

Un placer cegador

que no hace más

que dominar

el sentimiento,

pero no la razón.

 

Continúo recordando el ayer.

 

Las ganas de ser yo,

de convertirme en un tú,

pero al revés,

como si robaras

de mis labios

el aliento,

te lo tragaras tan profundo,

que simplemente quede

una sangría entre líneas.

Continúo pensando

cómo puedo seguir.

¿Acaso me sobra valor

o jamás existió?

Las dos son correctas.

Ahora continúo mirando

la verdad pasar frente a mí,

de una manera como sólo tú

la puedes ver.

Hoy

continúo siendo yo

en otro cuerpo,

sin tener razón

para volver a serlo.

Sin nada más que existir.

_____
*Brenda Cueva, poeta otavaleña, integra el grupo del taller loscronistas.org